El pasado día 2 de enero, Kepa Acero sufrió un accidente en la playa de Mundaka. Una caída surfeando que le hizo ir al fondo de la rompiente,

“Me golpeé la cabeza contra la arena y perdí la consciencia”, relata

Gracias a otros compañeros surfers, entre ellos, Natxo Gonzalez, pudieron socorrer a Kepa y sacarlo rápidamente.

“Me dijeron que no me había quedado tetrapléjico de milagro. Me entró una llorera allí mismo porque no me lo esperaba”, admite.

Tras una operación de casi 7 horas, donde todo salió bien, el susto le ha costado tener que llevar dos placas de titanio en el cuello. Kepa espere volver a suferar después de la recuperación.

Desde Surkawa te mandamos muchos ánimos para que te recuperes pronto, y nos sigas deleitando con esos viajes tan espléndidos. #AnimoKepaAcero